Jubilaciones y pensiones en las universidades públicas mexicanas

Mtra. Rosa Cózatl Sánchez

 

Introducción

 

El trabajo que se presenta esta centrado en un breve análisis jurídico derivado de la problemática que enfrentan las Universidades Publicas Mexicanas, en materia de jubilaciones y las pensiones, esto da origen a la elaboración de este trabajo.

El objeto principal de realizar el análisis Jurídico respecto de la legislación existente en los artículos 14, y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Que los relacionare con las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo de los artículos 3º , 5º , 6º, 17, 18 de la Ley Federal del Trabajo, de la Ley del Seguro Social, respecto de sistema de jubilaciones y pensiones en las Universidades de Públicas en México.

 

El planteamiento del problema consiste en lo observado por el artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque en materia de jubilaciones y pensiones se están dando las reformas sin observar lo dispuesto este ordenamiento legal, es decir la retroactividad de la ley porque en perjuicio de los trabajadores porque son derechos que ya se han generado y no es posible que se pierdan sin más ni más.

 

Se tiene como punto de partida el Derecho del Trabajo en forma especifica en el ámbito de la Seguridad Social como un derecho derivado de las relaciones laborales establecidas principalmente en los contratos colectivos, tal es el caso de la Universidad de Guadalajara, la Universidad de Sinaloa y la nuestra fue la vigésimo novena en aceptar en entrar a la reforma en materia de pensiones y jubilaciones en la Benemérita Universidad Autónoma y la relación que guarda con sus Trabajadores.

 

El planteamiento del problema se trata en seis puntos temáticos como sigue:

Introducción I. Concepto de jubilaciones y pensiones

II. Análisis de la legislación Mexicana. III. El Derecho

y la Realidad Enfrentados en las Jubilaciones y en

las Pensiones en las Universidades Publicas Mexicanas.

IV. Derecho del Trabajo; V. Conclusiones. VI. Propuestas.

VII Bibliografía

 

I. Concepto de Jubilación y Pensión

1. Concepto de Jubilación

La palabra viene del latín yobel que significa júbilo, quizás por la satisfacción que produce a la persona alcanzar tal beneficio.

Antokoletz, apoyado en la legislación argentina, define la jubilación1 como el derecho de un afiliado a una caja de previsión social, mientras viva, a percibir una suma mensual en dinero: derecho que asegura el Estado al empleado para gozar de una asignación vitalicia y que se ha extendido a otros trabajadores. Para la doctrina francesa la jubilación es únicamente la medida a través de la cual el empleador pone fin a un contrato de trabajo por motivos de edad; para la doctrina alemana constituye en principio una forma de separación que da lugar al correspondiente juego de garantías legales o convencionales; y para la doctrina belga. en nuestro concepto la más amplia, es un derecho que debe otorgarse a cualquier trabajador público o privado, como una compensación a su esfuerzo y sus servicios prestados durante un determinado número de años, sin especificación o límite de edad.

 

La jubilación, específicamente, es la cesación de toda relación laboral2 que termina al mismo tiempo cualquier contrato de trabajo vigente y que permite al trabajador acogerse a un régimen de retiro a través del cual obtiene una remuneración mensual vitalicia cuando ha alcanzado una edad límite o ha prestado determinado número de años de trabajo a un patrono, sea persona, empresa, o negociación o el propio Estado.

 

La jubilación se ha clasificado en tres grupos a saber: a) voluntaria o forzosa; b) ordinaria o por edad, y c) por invalidez o incapacidad.

 

En el primer grupo el trabajador o empleado puede proceder a solicitar su retiro cuando ha llenado ciertos requisitos fijados, bien en un contrato colectivo de trabajo, en un ordenamiento jurídico o en una reglamentación especial no propiamente jurídica, como puede serlo un organismo o institución privada o pública, que es quien se encarga de hacer los pagos correspondientes. La característica de la jubilación voluntaria es que el importe de ella puede ser íntegro o reducido; esto es, como ocurre tratándose de los trabajadores al servicio del Estado en México, el solo transcurso de un determinado número de años de servicios (mínimo: 15 años) permite al servidor público retirarse aun cuando no tenga la edad mínima prescrita; al cumplir dicha edad puede solicitar el pago correspondiente en proporción al número de años trabajados y al sueldo que percibía en la época en que voluntariamente se separó. O puede esperar a cumplir la edad y los años de servicio requeridos para tener derecho a percibir el importe íntegro que legalmente proceda.

La jubilación forzosa3 la determinan los contratos colectivos o la ley cuando el trabajador alcanza una edad límite previamente fijada (65 o 70 años) y necesariamente es retirado del trabajo que haya venido desempeñando al llegar a dicha edad. En los contratos colectivos se han venido fijando cláusulas que obligan a los patronos a retirar a aquellos trabajadores que cumplan una edad señalada en la convención respectiva; el objetivo es dar oportunidad a trabajadores jóvenes de ingresar con carácter permanente en una empresa o negociación, y a los demás miembros sindicales la de correr los escalafones y obtener ascensos por antigüedad o capacidad debidamente acreditada.

Citamos otra definición de jubilación “Deriva de jubilar,4 del latín jubilare: alegrarse al cesar la obligación de trabajar.

Es una prestación en dinero concedida por ley a la persona que cesa en su trabajo. Previamente debe cumplir los requisitos de edad, aportes y servicios. El haber jubilatorio se determina en proporción al promedio de las remuneraciones percibidas. Se actualiza por diferentes sistemas de movilidad.5

El régimen establecido en la Ley con el fin de que los trabajadores que lleguen a cierta edad oque se invaliden o incapaciten para el trabajo antes, disfruten de una renta vitalicia para sufragar sus necesidades esenciales.6

 

2. Concepto de Pensión

Ahora veamos la siguiente idea de pensión, del lat. Pensio, onis= pago) Asignación que disfruta una persona por un trabajo que ya no realiza en la actualidad.7

 

Citamos otra definición I. (Del latín pensio-onis, cantidad que se asigna a uno por méritos o servicios propios.) Retribución económica8 que se otorga a trabajadores al retirarse de sus actividades productivas, ya sea por haber cumplido determinado periodo de servicios o por padecer de alguna incapacidad permanente para el trabajo. Pago periódico de una cantidad en efectivo que se hace a los familiares o beneficiarios de dichos trabajadores o empleados cuando éstos fallecen y aquellos reúnen las condiciones fijadas en las leyes, convenios colectivos o estatutos especiales, por tener derecho a tales percepciones. Cuotas asignadas por instituciones de seguridad social a los asegurados o a sus causahabientes cuando éstos hayan llenado los requisitos establecidos para su disfrute.

 

La Gran Bretaña implantó el primer régimen de pensiones, aun cuando los franceses defienden una ley promulgada el año de 1937 que no tuvo aplicación, pero es de interés mencionarla.

 

Se debe William Beveridge, autor del llamado Plan Beveridge inglés,9 al expresar en un trabajo inicial que ”el pueblo británico prefiere recibir beneficios a cambio de contribuciones y no dádivas del Estado”, fijó para la pensión su función social; esto es, el derecho del trabajador a una existencia digna aun después de haber contribuido con su es fuerzo, por largo tiempo, a la actividad productiva del patron o patrones a quienes hubiese servido. ”Los asegurados-agregó Beveridge- no deben pensar que cualquier ingreso por ociosidad, sin importar la causa, pueda venir de una bolsa sin fondo que cualquier ayuda que reciban debe ser el resultado de una contribución de su parte al desarrollo económico, ya sea en bienes o en servicios, como justa compensación que les corresponde en esa contribución”.

 

El régimen de pensiones,10 tuvo su origen en los seguros sociales, de cuya legislación parte su reglamentación actual, a grado tal, que el otorgamiento de un seguro y el reconocimiento de una pensión, corren paralelos como formas de previsión social en la mayoría de los países. El Estado contribuye por su parte, e independientemente del fondo que se integre con las aportaciones de patrones y trabajadores bajo la forma de una asignación fija mensual, con una contribución proporcional y la garantía de los servicios que administra.

 

La pensión no debe verse como una concesión gratuita o generosa del Estado o del patrón 11. El derecho lo adquiere el trabajador con las aportaciones que hace por determinado número de años de trabajo productivo, mismas que se ven aumentadas con las arrancadas a los patrones o las que se les ha obligado por disposición legal, las cuales integran un capital del que se toman, en un momento dado, las cantidades individuales que se conceden, y que incrementa el Estado. Estas aportaciones tienen por objeto procurar los medios de subsistencia necesarios en los casos de desempleo o interrupción involuntaria de las actividades profesionales; pero al mismo tiempo prever la incapacidad para el trabajo por vejez o invalidez; y garantizar, aunque sea en parte a la familia.

 

Las prestaciones que se reciben son variadas, pueden ser en especie consisten en una suma de dinero que se entrega en partidas mensuales, proporcionales al fondo constituido o a la obligación establecida en una ley, convenio colectivo o estatuto especial. De las recomendaciones adoptadas por la OIT se han promulgado leyes que establecen un régimen de pensiones al darse determinados supuestos, pero de forma principal se ha dado en los contratos colectivos en donde los trabajadores han podido obtener mayores beneficios.

La cuantía de las pensiones varían, algunos países lo restringen a cantidades fijas, proporcionales al salario o a las prestaciones hechas al fondo de pensiones: Australia, España, Japón, Italia y, en América Latina: Colombia, Perú, Uruguay y Venezuela.

Algunos lo fijan en porcentajes, en el caso de México, Francia Gran Bretaña, Alemania Occidental o Estados Unidos de América, la ley se fija el monto de la pensión que corresponda a cada persona (trabajador, empleado o familiar, según la circunstancia) dependiendo de las condiciones económicas del país. La razón estriba en que el pago debe ser proporcional al capital del fondo constituido, para evitar suspensiones, variaciones o su descapitalización.

Internacionalmente se ha aceptado como regla general, que las pensiones sean vitalicias, aunque en situaciones específicas se les restrinja. Se hace referencia a las pensiones por vejez, invalidez o muerte, que son las más características. La casi totalidad de los Estados conceden al trabajador que ha contribuido al fondo, a través de los seguros voluntarios u obligatorios, y que han cumplido un número de años de servicios efectivos, el derecho a una pensión mientras sobrevive a su retiro; muy pocos son los que limitan este derecho. En lo que existe restricción es en el pago de pensiones a los familiares, pues éste sí se encuentra ajustado a periodos y condiciones que consignan las disposiciones legales aplicables.

La legislación mexicana es quizás una de las mas completas. No alcanza el grado y volumen de países desarrollados como Alemania Occidental, Francia, Gran Bretaña o Estados Unidos de América, pero en relación a nuestra capacidad económica se encuentra muy avanzada.

En la Ley Federal del Trabajo de 1931 no incluyó ninguna disposición concerniente al otorgamiento de pensiones a los trabajadores o a sus familiares o dependientes económicos. Se pensó que a la implantación de la seguridad social o a través de las contrataciones colectivas se integraría un cuadro general de beneficios que pudiera tener diversas aplicaciones.

 

II. Análisis de la Legislación Mexicana

1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

En el planteamiento del problema que me propongo analizar consiste en que afirmo, que las nuevas reformas en materia de pensiones y jubilaciones principalmente en las Universidades Publicas Mexicanas, así como en la Ley del Instituto de Seguridad Social al Servicio de Trabajadores del Estado (ISSSTE) en México, se viola el articulo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque se trata de los derechos de los trabajadores que con motivo de una relación de trabajo se han generado y que ahora de buenas a primeras se habla de que los trabajadores tienen mas años de vida, por lo que se ha considerado que debe incrementarse los años de servicio en los centros de trabajo pero por otro lado también se nos ha dicho a los trabajadores que en materia de Seguridad Social resulta ser incosteable y las instituciones no podrían solventar lo que seria un caos. Por lo mismo me atrevo a afirmar que en esta materia estamos en camino a que la Seguridad Social se privatice. Y como consecuencia desaparezca el derecho de jubilación y pensión en México ojala estuviera mil veces exagerando. Sostengo que se esta violando el articulo 14 Constitucional, con los argumentos que se señalan y los que iré precisando en cada punto.

 

1. Análisis del artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

Tengo como punto de partida el análisis del artículo 14 Constitucional, cuyo texto dice:

 

A ninguna ley se dará efecto retroactivo en perjuicio de persona alguna. . .”

 

Me referiré únicamente a la primera parte del ordenamiento constitucional por lo que es de observarse, que el acto que pretenden aplicar o que ya aplican las autoridades universitarias mexicanas, es un acto totalmente violatorio de garantías, porque no esta acorde a la Ley en que debía haberse fundado.

 

Actualmente las Universidades Públicas en México enfrentan un problema, con el pretexto de que se ha incrementado la edad de trabajadores es decir que ahora viven más tiempo después de estar jubilados y pensionados por tal motivo este trabajo. Tiene como objeto principal realizar el análisis Jurídico respecto de la legislación mexicana existente en los artículos 14, 123 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

2. La Organización Internacional del Trabajo(OIT), convenio 10212

 

En este análisis, se hace referencia a los tratados internacionales, en forma especifica a los Convenios de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), nuestro país es miembro de este organismo internacional desde el año de 1931, por lo tanto sustento en el artículo 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su Ley Reglamentaria sobre Tratados, en relación con el texto del artículo 6º de la Ley Federal del Trabajo que ordena lo siguiente:

 

Las Leyes respectivas y los tratados celebrados y aprobados en los términos del artículo 133 de la Constitución serán aplicables a las relaciones de trabajo en todo lo que beneficien al trabajador, a partir de la fecha de la vigencia.”

 

C102 Convenio sobre la seguridad social (norma mínima), 1952 . Convenio relativo a la norma mínima de la seguridad social (Nota: Fecha de entrada en vigor: 27:04:1955.)

Lugar: Ginebra. Fecha de adopción:28:06:1952. Sesión de la Conferencia:35. Sujeto: Seguridad social. Convenio que ha sido ratificado por México en el Diario Oficial de la Federación de fecha 31 de Diciembre de 1959.

 

Los artículos 123, 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en relación con los artículos de la Ley Federal del Trabajo que describen más adelante y la Organización internacional del Trabajo (OIT).

 

3. Ley Federal del Trabajo

 

De las disposiciones de la Ley Federal del Trabajo vigente, de los artículos 3º , 5º , 6º, 17, 18 de la Ley mencionada, respecto de sistema de jubilaciones y pensiones en las Universidades de Públicas en México, caso Puebla.

 

El planteamiento del problema tiene como punto de partida el Derecho del Trabajo en forma especifica en el ámbito de la Seguridad Social como un derecho derivado de las relaciones laborales establecidas principalmente en los contratos colectivos, tal es el caso de la Benemérita Universidad Autónoma y la relación que guarda con sus Trabajadores.

 

4. Principios del Derecho del Trabajo

Lo que obligatoriamente me lleva a referirme a los principios de derecho del trabajo, cuando precisamos al derecho del trabajo como un derecho y un deber sociales esta contenido en el artículo 3º de la Ley Federal del Trabajo cuyo texto dice: “El trabajo es un derecho y un deber sociales. No es artículo de comercio, exige respeto para las libertades y dignidad de quien lo presta y debe efectuarse en condiciones que aseguren la vida, la salud y un nivel económico decoroso para el trabajador y su familia. . .”

Con fundamento en esta disposición consideramos que el trabajador universitario merece en primer lugar respeto a su dignidad y en segundo lugar que tales condiciones aseguren la vida, y la salud que le permitirá laborar sin limitantes con motivo de la edad es decir que tenga una vejez digna después de haber entregado su vida al trabajo.

 

En el análisis de los ordenamientos legales es de precisarse que en la interpretación y a aplicación de las normas laborales se buscara aquello que mas convenga o que beneficie al trabajador en ningún momento dice que se buscara aquello que mejor perjudique al trabajador, motivo suficiente, que me lleva a demostrar los argumentos expuestos, por ser razones validas con suficiente peso legal, lo lleva a la trascripción del artículo 18 de la Ley Federal del Trabajo vigente y que obliga a quien aplica e interpreta a observar lo siguiente: En la interpretación de las normas de trabajo se tomarán en consideración sus finalidades señaladas en los artículos 2o. y 3o. En caso de duda, prevalecerá la interpretación más favorable al trabajador.”

Los argumentos legales expuestos, se desprende, que nuestro país debe cumplir con los artículos 133 Constitucional y de su Ley Reglamentaria denominada Ley sobre Tratados, pero que a su vez se relaciona con el articulo 6º de la Ley Federal del Trabajo vigente, al no observar estas disposiciones seria tanto como exhibir nuestra ignorancia legal y por el otro la internacional.

 

El artículo 17 de la Ley Federal del Trabajo bien dispone que a falta de ordenamiento constitucional, en la ley o en sus reglamentos serán considerados: los principios generales del derecho, a los principios de justicia social derivados del Artículo 123 constitucional, en este caso tendrán aplicación los principios rectores del Derecho del Trabajo de la Ley de la materia vigente, a los que nos referiremos en el punto siguiente de la temática que tratamos, la jurisprudencia, la equidad que para nada figura en esta problemática así como que tengan aplicación en este caso concreto.

 

Para demostrar nuestros argumentos jurídicos debidamente justificados y ajustados a derecho, transcribo el texto del artículo 17 de la Ley Federal del Trabajo como sigue: A falta de disposición expresa en la Constitución, en esa Ley o en sus Reglamentos, o en los tratados a que se refiere el artículo 6o., se tomarán en consideración sus disposiciones que regulen casos semejantes, los principios generales que deriven de dichos ordenamientos, los principios generales del derecho, los principios generales de justicia social que derivan del artículo 123 de la Constitución, la jurisprudencia, la costumbre y la equidad.”

 

Para concluir, hago referencia a las garantías sociales13 que tienen importancia al hacer alusión al valor que el espíritu, público, que la educación política puede tener para garantizar los derechos individuales políticos. El espíritu público resulta del reflejo en el individuo de aquellas fuerzas sociales generales, allí donde el espíritu público existe desarrollado, existirá mayor posibilidad de que el derecho tenga realidad.

 

La lucha por el derecho individual tiene incalculable valor como garantía de los derechos individuales públicos. Los mismos estarían efectivamente garantizados cuando el primero que los afirmara con vigor fuera precisamente su titular, cuando el titular del derecho individual publico luchara por el respeto de ese derecho y por su imposición respecto del gobernante.

 

Continuando con la Ley Federal del Trabajo me refiero al aartículo 110 fracción V: únicamente se ha hecho referencia, por necesidad legal, a las pensiones alimenticias. El artículo 112 al permitir el descuento señalado del salario de los trabajadores, pero el régimen de las mismas corresponde al derecho familiar y no al laboral.

 

 

 

5. Contratos Colectivos de Trabajo

 

Artículo 277.- En los contratos colectivos podrá estipularse que los patrones cubran un porcentaje sobre los salarios, a fin de que se constituya un fondo de pensiones de jubilación o de invalidez que no sea consecuencia de un riesgo de trabajo. En los estatutos del sindicato o en un reglamento especial aprobado por la asamblea, se determinarán los requisitos para el otorgamiento de las pensiones.

 

Las cantidades correspondientes se entregarán por los patrones al Instituto Mexicano del Seguro Social y en caso de que éste no acepte, a la institución bancaria que se señale en el contrato colectivo. La institución cubrirá las pensiones previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

 

Artículo 278.- En los contratos colectivos podrá estipularse la constitución de un fondo afecto al pago de responsabilidades por concepto de pérdidas o averías. La cantidad correspondiente se entregará a la institución bancaria nacional que se señale en el contrato colectivo, la que cubrirá los pagos correspondientes por convenio entre el sindicato y el patrón, o mediante resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

 

En los contratos colectivos que celebren los trabajadores puede estipularse que los patrones cubran un porcentaje sobre los salarios, para la constitución de un fondo de pensiones de jubilación o de invalidez, que no sea consecuencia de los riesgos de trabajo.”

 

En los estatutos del sindicato o en un reglamento especial aprobado por la asamblea se determinarán los requisitos para el otorgamiento de pensiones, pero las cantidades que se recauden por este concepto se entregaran al Instituto Mexicano del Seguro Social o a una institución bancaria, cualquiera de las cuales cubrirá las pensiones, previa aprobación de la Junta de Conciliación y Arbitraje.

Me pregunto ¿desde cuando se ha dado cumplimiento a esta institución a la disposición de referencia?

¿A partir cuándo esta Institución Universitaria a depositado el fondo de pensiones? Y ¿a donde esta en que banco o institución en caso de haberse creado? ¿En caso de no ser así quien es el responsable?.

 

6. La Suprema Corte de Justicia de la Nación

Ha determinado la naturaleza jurídica de la pensión al dejar que sea la Ley del Seguro Social y no la del Trabajo la que determine los casos en que pueden otorgarse pensiones de vejez e invalidez, y al precisar que su otorgamiento se haga en función de la jubilación o de la edad del trabajador, siempre que haya prestado por lo menos quince años de servicios y haya contribuido asimismo a integrar un fondo de pensiones por igual periodo ( artículos 71 a 73 y 81 de la Ley del Seguro Social). (Apéndice al Senario Judicial de la Federación de 1975, quinta parte, Cuarta Sala, tesis núm. 152, pp. 149150.).

7. Ley del Seguro Social

Ha quedado reglamentado nuestro régimen de pensiones en la forma siguiente:

1) La pensión por invalidez se otorga a los trabajadores que se inhabiliten física o mentalmente por causas ajenas al desempeño de su cargo o empleo, si hubiesen contribuido al Instituto por un periodo de quince años cuando menos. El derecho al pago de esta pensión comienza a partir de la fecha en que el trabajador cause baja motivada por inhabilitación. No se concederá pensión cuando la inhabilitación sea consecuencia de un acto intencional del trabajador, originado por algún delito que hubiera cometido, o cuando el estado de invalidez sea anterior al nombramiento del trabajador con fundamento en los artículos 82-87.

 

2) La pensión por causa de muerte ajena a la prestación del servicio se otorgará a los familiares del trabajador conforme a un orden o prelación; en primer lugar tienen derecho a ella la esposa supérstite e hijos legítimos menores de dieciocho años; a falta de la esposa la pensión puede recibirla la concubina siempre que hubiere tenido hijos con ella el trabajador, haya vivido en su compañía durante los últimos cinco años que precedan a su muerte y ambos hayan estado libres de matrimonio durante el concubinato. El esposo supérstite de la trabajadora, si es mayor de cincuenta y cinco años o se encuentra incapacitado para trabajar y hubiere dependido económicamente de ella, tendrá también igual derecho.

 

3) A falta de estas personas la pensión puede ser entregada a los ascendientes si dependieron económicamente del trabajador durante los cinco años anteriores a su muerte con fundamento en los artículos 88-95

4) Al fallecer el pensionista el Instituto entregará a las personas que se encarguen de la inhumación el importe de sesenta días de pensión, terminando ahí las obligaciones del Instituto.

 

III. El Derecho y la Realidad Enfrentados en las Jubilaciones y en las Pensiones en las Universidades Publicas.

En este caso me referiré solo a cuatro universidades

1. Jubilaciones y Pensiones en la Universidad Autónoma de Guadalajara

 

La Universidad Autónoma de Guadalajara14 en torno a la reforma pensionaria , debido a sus compromisos pensionarios jubilatorios y pensionarios y la falta de un fondo para cubrir tales compromisos laborales, hubo de intentar resolverlo a como diera lugar, es un asunto largo y complejo, es ventilar este asunto académico en aras primero de instrumentar de inmediato las reformas necesarias para que tenga injerencia en dicho sistema pensionario el Estado, que ya por simple conveniencia o ya por razones estratégicas ha escapado silenciosamente por la puerta trasera, y segundo, para evitar que otras Casas de Estudio efectúen cambio similar que bien pueden revestir graves problemas de ilegalidad e inconstitucionalidad. En este contexto debe ponderarse la injerencia del Poder Legislativo, quien pretende resolverlo todo a base de Decretos, lo cual es imposible sencillamente porque la realidad es más sabia que el Derecho.

 

Ángel Guillermo Ruiz Moreno, formula 3 preguntas: 1. ¿Cómo entender una pseudos propuesta de reforma pensionaria jubilatoria, cerrada unilateralmente, cupular, secreta e imperativa por parte de las autoridades universitarias, hechas a espaldas de académicos y administrativos…? 2. ¿Cómo fue el asunto pensionario jubilatorio laboral nos tomara así de desprevenidos a todos, en los albores del siglo XXI…? 3.¿Como justificar la supina ignorancia de la doctrina jurídica social y laboral, de la ley, de derechos y obligaciones laborales presentes y futuras de los cerca de 20,000 trabajadores al servicio de la Universidad Autónoma de Guadalajara., una institución de educación superior que al menos es de suponer se trata de una especie de “templo del saber?

2. Universidad Autónoma de Sinaloa

Finalmente se hace referencia a la ponencia presentada por los siguientes Ponentes: Dr. Manuel de Jesús Esquivel Leyva; Mc. Diego Cruz Mendoza; Mc. Rodrigo Lucas Lizárraga; denominada “La Jubilación: en Busca de Alternativas Económicas y Jurídicamente Procedentes, el caso de la Universidad Autónoma de Sinaloa” que fue presentada en el Congreso Nacional e Internacional en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social llevado a cabo los 27,28 y 29 de septiembre del año 2006 cuya sede fue la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de esta Institución, citamos lo siguiente:

En forma reiterada la anterior Cuarta Sala y en la actualidad, esta Segunda Sala, han sostenido que la jubilación constituye una prestación extralegal, porque no tiene fundamento ni en la Constitución Federal, ni en la Ley Federal del Trabajo, sino que su fuente deriva del acuerdo de voluntades entre patrones y trabajadores. Conforme a tales características de la jubilación, los elementos de la acción de otorgamiento de este beneficio son los siguientes: a) que el beneficio de la jubilación se pacte en un Contrato Colectivo de Trabajo; b) que transcurra el tiempo mínimo necesario establecido en el contrato colectivo de trabajo para tener derecho a la jubilación, c) que se cumplan, en su caso, los demás requisitos para gozar de la jubilación…”

 

La tesis anterior trae tranquilidad a los empleados universitarios, ya que en el Contrato Colectivo de Trabajo encontramos el siguiente pacto:

La Universidad con respecto a sus trabajadores se obliga a:

1. ….

8.- Jubilar al personal sindicalizado que cumpla (25) veinticinco años de servicios independientemente de su edad biológica, con derecho vitalicio a recibir su salario íntegro, más el aumento de percepciones en la misma proporción y cantidad en que hayan sido otorgados al personal sindicalizado en servicio activo y, lo que les beneficie de las obligaciones de la UAS, indicados en el contrato.

La institución se obliga a jubilar por edad biológica al personal sindicalizado que cumpla (55) cincuenta y cinco años de edad o más de vida……” (Véase cláusula 60).

Es de importancia dejar establecido que la irrenunciabilidad de las prestaciones consignadas en el Contrato Colectivo de Trabajo, está expresamente pactada en el primer párrafo de la cláusula No. 3.15

3. La Universidad de Morelia

Por el momento prefiere no abordar el problema por el momento hasta se de documente en este problema.

 

4. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla en las Pensiones y Jubilaciones

En el planteamiento del problema de las jubilaciones y de las pensiones no solo se presenta en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, es un problema que ya ha enfrentado la Universidad Autónoma de Guadalajara, la Universidad Autónoma de Sinaloa, La Universidad Autónoma de Morelia esta ultima ha dejado pendiente el problema de las jubilaciones y pensiones hasta que se documenten las autoridades universitarias y logren darle una salida a este.

En este momento la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, esta enfrentando el problema de la reforma en el sistema de jubilaciones y el de las pensiones, para continuar con el análisis del problema planteado continuamos con las opiniones de otros académicos de instituciones universitarias publicas y que coincidimos con sus opiniones a la vez que algunas de ellas las hacemos nuestras.

IV. Derecho del Trabajo

1. Los Principios Rectores de Derecho del Trabajo en México.

Precisamos que la legislación laboral, contiene un mínimo de garantías sociales a favor de los trabajadores, de tal surte que no procede renuncia alguna a sus derechos laborales ya adquiridos, por tal motivo sus disposiciones son de orden público y no surtirá efecto legal alguno que impida a los trabajadores el pleno ejercicio de sus derechos no importando que lo haya hecho valer en forma escrita o verbal, se tendrán por no puestas o mejor dicho se consideraran nulas, como lo demostramos con la aplicación de los caracteres del derecho del trabajo que a continuación explicamos como sigue.

En este punto hacemos referencia a las características del Derecho del Trabajo es de señalar que son muchos y variados de acuerdo a la época o de la ideología del investigador, lo que nos motiva a presentar alguno de los más importantes que a continuación indicamos, pero solo haremos referiremos en forma especifica de los señalados en la lista hacemos referencia al número cuatro es decir a que el Derecho del Trabajo es un derecho irrenunciable: 1.- Es un derecho protector de la clase trabajadora; 2.- Es un derecho en constante expansión; 3.- Es un mínimo de garantías sociales; 4.- Es un derecho irrenunciable; 5.- Es un derecho reivindicador de la clase trabajadora.

Nos referimos a la característica que lo determina con el nombre “de que es un derecho irrenunciable por tal motivo este carácter del derecho del trabajo adquiere especial importancia porque va en contra de la concepción tradicional que señala que todo derecho, en cuanto tal, es susceptible de renunciarse.

Sin embargo en el ámbito laboral y en cuanto que ataña16 a los trabajadores, tal principio no tiene lugar; esto se explica en que la legislación laboral es un mínimo de garantías sociales consagradas a favor de los trabajadores; si son un mínimo a observarse, no procederá su renuncia. Pero si le agregamos a lo ordenado por el artículo 5º de la Ley Federal del Trabajo cuyo texto dice:” Las disposiciones de esta Ley son de orden público por lo que no producirá efecto legal, ni impedirá el goce y el ejercicio de los derechos, sea escrita o verbal, la estipulación que establezca. . .”

5. Derechos Laborales Adquiridos

Con los argumentos ya señalados en el análisis, es de considerarse que cuando surgió el Articulo 123 Constitucional nace la Declaración de los Derechos Sociales con motivo de la Constitución de 1917. Los derechos Ahora bien los trabajadores, ya fueron adquiridos y como consecuencia dentro de los caracteres del Derecho del Trabajo estos derechos son irrenunciables, ahora por cuanto al artículo 14 Constitucional a ninguna ley se le dará efecto retroactivo, ahora bien. Por otro lado la Ley Federal del Trabajo dentro de sus principios, se debe buscar aquello que mejor favorezca al trabajador o que mejor le beneficie. Esta la Ley del Seguro Social. Las Disposiciones de la Organización Internacional del Trabajo con el Convenio 102 y como consecuencia tiene aplicación el articulo 133 Constitucional cuya Ley Reglamentaria es la Ley sobre Tratados. La Suprema Corte de Justicia de la Nación. Tiene aplicación el principio de la equidad.

 

V. Conclusiones

Considero que debe convocarse a los trabajadores sindicalizados mediante asamblea general, mediante notificación personal debidamente comprobada así como la asistencia personal mediante de firma de cada trabajador, pero en caso de no ser sindicalizado, sea convocado en forma personal por la institución y con ello buscar el acuerdo que mejor favorezca a los trabajadores como lo establece el articulo 17 de la Ley Federal del Trabajo.

 

Señalo esto porque en la mayoría de los casos para lograr los dizque consensos algunas instituciones se reúnen con uno o con pequeños grupos de trabajadores para lograr las reformas a las pensiones y jubilaciones.

 

Con la finalidad de no caer en desaciertos o imprecisiones, resulta necesario que las autoridades universitarias y con la finalidad de no ser juzgadas o de caer en alguna arbitrariedad, o de no estar ajustadas a derecho. En primer lugar por los universitarios y en segundo lugar por la historia, porque al tratarse de los derechos laborales ya adquiridos legítimamente, con motivo de la relación laboral que une a los trabajadores con la institución.

 

Considero necesario buscar las instituciones universitarias que enfrenten este problema de acuerdo a la Ley Federal del Trabajo deben buscar aquello que mejor favorezca a los trabajadores universitarios o hasta los del ISSSTE, pero en el caso de que los trabajadores tomen acuerdo por medio del sindicato en forma conjunta se debe proponer alternativas viables de cumplir que pongan en alto el nombre de nuestra institución y lo que mejor favorezca a los trabajadores.

 

Considero necesario que se nombre una comisión interdisciplinaria, formada por miembros de las escuelas o facultades que cuenten con estos perfiles: cuya finalidad sea la de realizar un estudio por sus cuatro aristas a saber el: político, sociológico, económico y jurídico, con la finalidad de obtener una respuesta por parte de la comunidad universitaria es de considerar que los trabajadores somos conscientes del problema que se enfrenta, en materia de jubilaciones y pensiones, en donde se aplique el principio del derecho del trabajo de lo que mejor convenga a los trabajadores, porque hay que predicar con el ejemplo como verdaderos universitarios.

 

Finalmente se observa que existe un gran divorcio entre los tres poderes pero enfáticamente entre los poderes: el Legislativo y el Poder Judicial, por lo que sugerimos más bien exigimos que estos dos poderes y en su caso entre las autoridades que han de aplicar una ley, a través de comisiones expertas dedicadas ello con la finalidad de que el derecho sea más congruente con la realidad social y no ocurra el problema que se le genera a la sociedad, por lo mismo considero que están enfrentados el derecho y la realidad en materia de jubilaciones y pensiones, con la finalidad de evitar en las leyes tantas lagunas o en su caso hasta contradicciones en las mismas. Que ahora asume unilateralmente e injustamente en perjuicio los trabajadores porque como bien señala el Dr. Ángel Guillermo Ruiz Moreno el Estado ha desparecido por la puerta trasera de su irresponsabilidad, pero es necesario que las autoridades universitarias prevean lo relativo a sus obligaciones y no incurrir en responsabilidades legales que les produzcan consecuencias legales letales y hasta históricas.

 

Finalmente es de considerarse que debe prevalecer el Derecho de la Seguridad Social sobre el aspecto financiero y no como acontece actualmente.

 

VI. Propuestas

  • Se convoque a los trabajadores sindicalizados de las instituciones universitarias, que ya hayan generado este derecho o que estén próximos a ejercitar este derecho, para informarles de la problemática en materia de jubilaciones y pensiones, que se enfrenta, porque estamos ante la presencia de derechos laborales ya adquiridos, pero que por ley no son renunciables y, por otro lado, porque en nuestro país no existe el principio de retroactividad de la ley, que ya afecta o que afectaría jurídicamente a los trabajadores.

  • En relación con el problema que enfrentan las universidades publicas mexicanas en materia de jubilaciones y pensiones, es necesario que se aplique el principio de derecho del trabajo, de lo que mejor convenga a los trabajadores.

  • Con la propuesta anterior deberá nombrarse una comisión interdisciplinaria en términos de mis conclusiones, para realizar un estudio por sus cuatro aristas a saber el: político, sociológico, económico y jurídico, con la finalidad de obtener una respuesta de la comunidad universitaria

VII. B I B L I O F R A F I A

  • Azuela, Rivera Mariano, Garantías, en coedición la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Puebla, México 2005

  • Báez, Martínez Roberto, “Principios Básicos de Derecho del Trabajo” Ed. Pac. 2ª Edición, México, 1994.

  • - , “Lecciones de Seguridad Social, Ed .Pac. México 1994.

  • Borrell, Navarro Miguel, “Análisis Practico y Jurisprudencial del Derecho Mexicano del Trabajo”, 2ª Edición, Ed. Pac. México 1990.

  • Cavazos, Flores Baltasar, “40 Lecciones de Derecho Laboral” 8ª Edición, México, 1994.

  • Cózatl, Sánchez Rosa, “Contradicciones de la Constitución en el Salario Mínimo” Revista Laboral, núm. 104, año VIII, 19, Junio, 2001.

  • Charis, Gómez Roberto, “Estudios de Derecho del Trabajo”, Ed. Porrúa, México 1997.

  • Dávalos, José, “Constitución y Nuevo Derecho del Trabajo” Ed. Porrúa, México 1988

  • - , “Derecho Trabajo, Ed. Porrúa, México, 1990.

  • -, “Derecho del Trabajo I” 8ª Edición Ed. Porrúa, México 1998.

  • Buen Lozano, Néstor De, “Derecho Trabajo” Ed., Porrúa, Tomos I y II México, 1985

  • Cueva, Mario De la, “El Nuevo Derecho Mexicano del Trabajo” Ed. Porrúa, Tomos 1 y 11, México, 1989.

  • Gómez, Gottschalk y Bermúdez, “Curso de Derecho del Trabajo” , 7ª Edición, Cárdenas Editor y Distribuidor Tomos I y II, México 1979.

  • Guerrero, Euquerio. “Derecho del Trabajo, Ed. Porrúa, México, 1979.

  • Meléndez, George León Magno, “La Manifestación del Sistema de Justicia Laboral”, Ed. Porrúa, México, 2000.

  • - , “Introducción al Derecho de la Seguridad Social, Dirección de Fomento Editorial BUAP, Puebla México 2004

  • Mozart, Russomano Victor, “Derecho del Trabajo”, Cárdenas Editor y Distribuidor, México, 1982.

  • Ramos, Álvarez Oscar Gabriel, “Trabajo y Seguridad Social” Ed. Trillas, México, 1991.

  • Ruiz, Moreno Ángel Guillermo, “Los Sistemas Pensionarios de las Universidades Públicas en México” Porrúa, México, 2005.

  • Sánchez, León Gregorio, “Derecho Mexicano de la Seguridad Social”, Cárdenas Editor y Distribuidor, México 1987.

  • Santos, Azuela Héctor, “Derecho del Trabajo” McGraw-Hill, México, 1998.

  • Trueba, Urbina Alberto, “Nuevo Derecho Internacional Social” Ed. Porrúa

Legislación

  • Carbonell, Miguel, Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 154ª Edición, Porrúa, México, 2007.

  • Convenio 102 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT)

  • Ley del Seguro Social

  • Ley Sobre Tratados

  • Trueba, Urbina Alberto, y Trueba, Barrera Jorge, Ley Federal del Trabajo 87ª Edición, Porrúa, México. 2006.

Diccionarios

  • Chávez, Castillo Raúl, Diccionarios Jurídicos Temáticos, Segunda Serie, Oxford University Press, Volumen 4, Diccionarios Jurídicos, México 2002, p.94

  • Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

  • Rubinstein, Santiago J. Diccionario de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Ediciones Depalma, Buenos Aires Argentina 1983, P. 127

Artículos de Internet

 

 

1

 Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

2 Ibidem

 

 

3 Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

4 Rubinstein, Santiago J. Diccionario de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Ediciones Desalma, Buenos Aires Argentina 1983, P.127

 

5Rubinstein, Santiago J. Diccionario de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, Ediciones Depalma, Buenos Aires Argentina 1983, P.127

 

6Chávez, Castillo Raúl, Diccionarios Jurídicos Temáticos, Segunda Serie, Oxford University Press, Volumen 4, Diccionarios Jurídicos, México 2002, P. 94

 

7 Ibdem, P. 123

 

8 Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

9 Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

 

10 IbidemDiccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

11 Diccionario Jurídico 2000 Desarrollo Jurídico Copyright 2000 Todos los Derechos Reservados DJ2K – 1951

 

12

 http://www.ilo.org/ilolex/cgi-lex/convds.pl?C102

 

 

 

13

 Azuela, Rivera Mariano, Garantías, en coedición la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Puebla, México 2005 p.p 66-677

 

14 Ruiz, Moreno Ángel Guillermo, Los Sistemas Pensionarios de las Universidades Públicas en México, Ed. Porrúa, México 1995, pp. 181-182.

 

 

 

 

15 Los derechos a favor de los trabajadores que se establecen en este Contrato Colectivo de Trabajo, en la constitución General de la República, en la Ley Federal del Trabajo, en la Jurisprudencia, en los convenios celebrados por escrito entre las secciones del SUNTUAS Y la UAS, en los usos y costumbres establecidos que favorezcan al trabajador, son irrenunciables.

16 Dávalos, José, Derecho del Trabajo I, 8ª Edición, Porrúa, México 1998, p. 18

Esta entrada fue publicada en V Congreso de la AIJDTSSGC. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>