Palabras de instalación del VII Congreso de la AIJDTSSGC

Descargar las memorias del

VII Congreso de Derecho del Trabajo y la Seguridad Social
AIJDTSSGC-UNIVERSIDAD DEL NORTE

Palabras de instalación pronunciadas por el presidente de la filial Colombia- Dr. Fernando Afanador Núñez

Ante la imposibilidad de hacer referencia expresa a todos y cada uno de los presentes en este acto como fue mi deseo inicial, todos altamente representativos en el mundo del derecho laboral y de la seguridad social, bien desde la academia, la investigación, la docencia, la judicatura, el poder público o en actividades afines, permítanme referirme a Uds. con una expresión que, aunque en apariencia coloquial, es muy respetuosa y a la vez representativa del aprecio con que los recibimos. Por ello me refiero a Uds. como amigas y amigos:
Tengo el honor de participar en la apertura de este acto en mi condición de Presidente de la filial Colombia de la “Asociación Iberoamericana de Juristas de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social Dr. Guillermo Cabanellas”, para dar inicio al VII Congreso que nuestra Asociación organiza, esta vez en Colombia, con el apoyo de la Universidad del Norte de Barranquilla, lo cual nos enaltece, pues se trata de una de las instituciones universitarias de mayor prestigio en nuestro País.
Este congreso nos convoca cada dos años, aunque de manera recurrente participamos en eventos académicos de diverso orden y en distintos países, como invitados de instituciones universitarias en algunos casos, en otros para participar en congresos que celebran diferentes asociaciones, instituciones y academias del mundo del derecho del Trabajo y de la Seguridad Social e igualmente en eventos académicos con nuestro concurso, lo cual ciertamente nos exalta.
Para quienes no nos conocen y nos honran en esta oportunidad con su presencia en este VII Congreso, me agrada participarles que esta asociación es altamente incluyente y pluralista, por lo mismo, da cabida a todas las expresiones del pensamiento juslaboralista sin importar las tendencias librepensadoras de nuestros asociados, ni que su desempeño profesional sea a la causa de la clase trabajadora o de la empresarial, pues lo único que nos anima es la fiel interpretación de los principios que inspiran la justicia social en las relaciones que surgen entre empleadores y trabajadores, postulado común a todas nuestras legislaciones, pues en todas impera el estado social de derecho.
Nuestra asociación es ciertamente joven. Nació en la ciudad de Santa Cruz de Bolivia con ocasión de un encuentro de juslaboralistas y de segurólogos de dos asociaciones, una academia y un instituto del trabajo y de la seguridad social, que confluimos en esa ciudad, durante los días del 16 al 20 de octubre de 1995.
Ahí en esa ciudad y durante ese foro, nuestra Asociación surgió como una nueva tendencia u orientación en el concepto de las ideas y los debates del derecho del trabajo y de la seguridad social, inspirados en la memoria del insigne juslaboralista Iberoamericano Dr. Guillermo Cabanellas de Torres, cuya obra es universalmente conocida por quienes a diario incursionan en la aplicación del derecho laboral y de la seguridad social.
El gestor de esta iniciativa fue el destacado juslaboralista puertorriqueño Osvaldino Rojas Lugo, cuyo pensamiento unificador aún nos guía no obstante su fallecimiento acaecido en el año 2003, cuya estandarte recogió desde entonces y por decisión de la entonces junta directiva internacional, el tratadista, investigador y profesor de la Universidad de Guadalajara (México) Dr. Ángel Guillermo Ruíz Moreno.
Osvaldino Rojas Lugo aunque natural de San Juan de Puerto Rico, fue ante todo un ciudadano iberoamericano, como él se definía; pues constantemente se paseaba por nuestros países de América Latina y de España, llevando siempre su mensaje de solidaridad con la causa del derecho laboral como expresión de justicia y de equilibrio social.
En mi caso personal, conservo la honrosa satisfacción de haber sido el único colombiano que suscribió el acta de constitución de esta asociación, junto con los otros 9 fundadores de siete países iberoamericanos (dos argentinos, un boliviano, un colombiano, dos mexicanos, un paraguayo y dos peruanos) aceptamos la invitación que entonces nos hiciera nuestro inolvidable amigo y mentor Osvaldino Rojas Lugo y en la misma sesión adoptamos los estatutos que, con algunas modificaciones, hoy nos rige.
Una semana más tarde, concretamente el 23 de octubre de 1995, doña Carmen de Cabanellas nos hizo entrega en la ciudad de Buenos Aires (Argentina) a quienes quedamos designados como directivos de la recién creada asociación, una nota de agradecimiento y de indeclinable apoyo, documento que sumamos a la historia de nuestra querida asociación.
El carácter pluralista de nuestra asociación se manifiesta en la forma prevista en sus estatutos y su organización está estratificada en filiales. En Colombia, nuestra filial cuenta con 3 capítulos, mañana inauguraremos el cuarto en esta ciudad de Barranquilla, la puerta de oro de Colombia, con lo cual contaremos con cuatro, tres de ellos en la Costa Atlántica pues el cuarto opera en Bogotá, y aunque contamos con un importante contingente de afiliados, según los registros de la Asociación, en número nos superan en su orden México, Perú y Venezuela, países en los cuales hemos celebrado exitosamente algunos de nuestros congresos anteriores y en los cuales se ha puesto de relieve nuestra capacidad analítica de los fenómenos que atañen el derecho del trabajo y de la seguridad social.
Por estatutos el domicilio central de nuestra Asociación es el mismo del Presidente Internacional y por ello hoy está radicada en la ciudad de Guadalajara (México), país que de paso, resulta justo destacar, es hoy el principal bastión de nuestra Asociación, tanto por el número de sus afiliados a lo largo y ancho del País, como por su grado participación.
Ello ha sido posible por la incansable gestión de sus directivos en México y a muchos de sus afiliados que a diario suman a colegas compatriotas para un constante crecimiento, pero, de la misma manera y hay que decirlo con justicia, a este fortalecimiento ha contribuido el acercamiento que nos ha prodigado la Academia Mexicana de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, cuyo presidente por más de 30 años de los 51 que lleva de organizada la Academia, el ilustre maestro Guillermo Hori Robaina, nos ha brindado siempre su generoso apoyo, desde la época de nuestro fundador al invitarnos a participar anualmente en su magna asamblea con la intervención de uno de nuestros asociados.
Con cada congreso exaltamos la vida y obra de quienes se han distinguido en esta disciplina del Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Nuestra Junta Directiva Internacional, en reunión celebrada en abril de 2010, seleccionó de las muchas postulaciones que surgieron de nuestras filiales, la de seis juslaboralistas oriundos de tres países iberoamericanos, todos con una extraordinaria trayectoria al servicio de esta vocación, cuyas vidas constituyen un claro ejemplo para las generaciones que los hemos seguido, aunque no todos con su mismo brillo, pues se trata de hombres sin duda excepcionales.
Algunos de los homenajeados, no nos acompañarán en este acto por razones de salud, pero sepan sus familiares, que la satisfacción y honra de pertenecer a su estirpe, es para nosotros igualmente motivo de orgullo.
Nuestro Secretario General y segundo directivo de la Asociación Dr. Roberto Rubio Unive al hacerle entrega a los homenajeados el certificado de la distinción que les hemos reservado, leerá una breve semblanza biográfica de cada uno de ellos, los cuales menciono a continuación en estricto orden alfabético por País, así:
De Colombia : Dr. Abello Roca Carlos Daniel, Dr. Guerrero Figueroa Guillermo, Dr. López Guerra Guillermo y Dr. Morales Benítez Otto.
De España : Dr. Suárez González Fernando.
De México : Dr. Hori Robaina Guillermo.
Termino mi intervención haciendo un destacado reconocimiento a los directivos de la Universidad del Norte por habernos prodigado el apoyo requerido para la celebración de este congreso. Esta institución universitaria, apreciada en Barranquilla y en la Costa Caribe colombiana por la solidez y prestigio de sus programas académicos, la cual su vez ocupa una destacada posición entre las más prestigiosas universidades de Colombia, nos apoyó para la realización de este congreso creyendo en nuestra capacidad de convocatoria y en la trayectoria de nuestros afiliados y participantes en el desarrollo de programa que nos propusimos.
Por ello, nos resulta grato dejar constancia de nuestra gratitud, admiración y respeto por la señora decana de la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad del Norte Dra. Silvia Gloria de Vivo y por los doctores Pablo David Gómez González y Víctor Julio Díaz Daza pues sin su dedicación y generosidad, sin su convicción por la causa del derecho laboral y de la seguridad social, no hubiésemos tenido el privilegio de estar en este magno escenario, cuyo reconocimiento extendemos al equipo de apoyo que integraron.
Finalmente extiendo mi abrazo fraternal para Manuel y Rafael Rojas, presentes en este auditorio, hijos de nuestro admirado e inolvidable amigo Osvaldino Rojas Lugo fundador de nuestra Asociación. Muchas Gracias.

Barranquilla, Colombia, octubre 18 de 2011.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *