Propuesta del Senado de Puerto Rico

ESTADO LIBRE ASOCIADO DE PUERTO RICO

15 ª Asamblea Legislativa

6 ª Sesión Ordinaria

SENADO DE PUERTO RICO

P. del S. 2237

18 de octubre de 2007

Presentado por la señora Lucy Arce Ferrer

REFERIDO A LA COMISIÓN DE COMERCIO, TURISMO, URBANISMO E

INFRAESTRUCTURA

LEY

Para que se ordene a la Comisión Denominadora de Estructuras y Vías Públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, denominar la Carretera PR129, que conduce de Arecibo a Lares, con el nombre de Lcdo. Osvaldino Rojas Lugo.

EXPOSICION DE MOTIVOS

Osvaldino Rojas Lugo abogado, profesor, político y visionario sindicalista figuró dignamente como actor protagónico en el complicado drama del movimiento obrero puertorriqueño.

Se distinguió como un hombre triunfador que le rindió culto a la superación personal como lo demuestran sus diplomas superiores y universitarios hasta culminar con la obtención de un grado de Juris Doctor en la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico en el 1974.

Este logro académico lo colocó en el grupo selecto de líderes obreros-abogados que se dedicaron en cuerpo y alma a defender la dignidad del ser humano a través de la organización de sindicatos y en la defensa de la justicia social en los tribunales administrativos y judiciales de nuestro país.

La contribución de Osvaldino Rojas Lugo no puede pasar inadvertida en la historia del movimiento obrero puertorriqueño. Fue un líder visionario, fogoso, perseverante y dotado de una calidad humana y una sensibilidad para reinvidicaciones sociales y con su verbo lanzar ataques frontales contra la opresión y soberbia de patronos públicos y privados.

Lucho contra la adversidad económica de los años de la depresión económica en el Puerto Rico de los años del treinta y del cuarenta. Su padre, don Sebastián Rojas, agricultor y su madre Juana Lugo ama de casa, procrearon una familia de 5 hijos. Osvaldino nació en el 1931, en el barrio Garrochales de Arecibo.

Una de las mayores contribuciones de Osvaldino Rojas Lugo fue la fundación de la Hermandad de Empleados del Fondo del Seguro del Estado en 1963, en un momento en que se le negaba la sindicación a los empleados de las agencias gubernamentales públicas. Tras 6 años de forcejeos, logró la aprobación de la Ley Núm. 103 del 28 de junio de 1969 que otorgó a los empleados del Fondo de derecho a la negociación colectiva.

Osvaldino recibió el reconocimiento por su labor a favor del intercambio de proyectos de seguridad social en el ámbito laboral y en la discusión en los temas palpitantes en el mundo obrero latinoamericano.

El se desempaño como presidente de la Asociación Iberoamericana de Juristas del Derecho del Trabajo, y de la Seguridad Social Iberoamericana y del Caribe. No fue profeta en su país. Sin embargo, su osadía, su tesón, y su actitud entusiasta lo llevaron por el camino de las realizaciones sociales y económicas de la fuerza trabajadora.

En el mundo internacional recibió reconocimiento como huésped distinguido de los gobiernos de Perú, República Dominicana, Bolivia, El Salvador, México, entre otros. Recibió además, la medalla Doctor Hipólito Arcano como egresado distinguido de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico; medalla del Tribunal Regional del Trabajo de Brasil y medalla de la confederación de Trabajadores de Venezuela.

En el quehacer universitario de Puerto Rico; la Universidad Madre y Maestra en Santiago de los Caballeros, República Dominicana y de la Universidad San Martín de Porres del Perú.

Fue autor del libro “El Desarrollo del Derecho Laboral en Puerto Rico e Iberoamérica y su interrelación con el Desarrollo Político.”

En su trayectoria laboral, recibió la influencia de don Santiago Iglesias Pantín, considerado el padre del movimiento obrero de Puerto Rico.

Fue organizador de la Asociación de Agentes de Rentas Internas, de la Asociación de Representantes de Seguros; de la Hermandad General de Empleados y Oficinistas del E.L.A; de la Hermandad de Empleados del Fondo del Seguro del Estado y de la Corporación de Industria para Ciegos.

Tuvo una participación destacada como presidente del Banco Obrero de Puerto Rico; miembro de la Junta Estatal de Educación; del Consejo de Política Laboral del Gobernados, y de la Junta Asesora del Secretario del Trabajo.

Osvaldino Rojas Lugo será recordado como un visionario del movimiento obrero puertorriqueño dotado de una gran capacidad para la organización y de su militancia en la defensa del sindicalismo como una de las columnas importantes que sostiene la democracia puertorriqueña. La verdadera democracia no puede existir sin la presencia y participación de un movimiento obrero libre y representativo.

A los 71 años de edad. Osvaldino Rojas cumplió su misión sobre la tierra puertorriqueña. Falleció en la noche del 6 de marzo de 2003, en San Juan de Puerto Rico, mientras tejía sueños de futuro para su patria, en su oficina de Caparra Terrace, junto a sus hijos Osvaldo Manuel y Osvaldo Rafael y su amigo José Maldonado.

DECRETASE POR LA ASAMBLEA LEGISLATIVA DE PUERTO RICO:

Artículo 1.- Se ordena a la Comisión Denominadora de Estructuras y Vías Públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, denominar la Carrera PR129 con el nombre de Lcdo. Osvaldino Rojas Lugo.

Artículo 2.- La Comisión Denominadora de Estructuras y Vías Públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico tomará las medidas necesarias para dar cumplimiento a las disposiciones de esta Ley sin sujeción a la dispuesto a lo dispuesto en la Ley Núm. 99 de 22 de junio de 1961, según enmendada.

Artículo 3.- Esta Ley entrará en vigor inmediatamente después de su aprobación.

Los comentarios están cerrados.